25. Septiembre 2017 - 17:29 | Alex Medina | Comparativas
Santi Díaz

Noticia patrocinada por:

Accesorios,recambios,escapes y carbono para Ducati Multistrada 1200 y 950.

En los últimos tiempos hemos probado la larga serie de maxitrails que han aparecido y siguen apareciendo en nuestro mercado. El crecimiento de este sector parece imparable y a las maxitrail con cilindradas que alcanzan los 1.300 c.c. y las trail  de media cilindrada, hay que añadir una nueva y emergente familia de clase media alta con una cilindrada de 1.000 c.c.

Pero nuestras protagonistas de hoy son otra historia, pues no se enmarcan en ninguna de las categorías anteriormente expuestas. Sí que es cierto que se pueden definir como maxitrail, pero sería más correcto hablar de maxitrails deportivas. A diferencia de las trail, en lugar de ofrecernos la posibilidad de adentrarnos en pistas más o menos buenas de off-road,la XR de BMW y Multistrada Pikes Peak nos ofrecen un carácter deportivo para explotarlo sobre el asfalto. Y lo cierto es que la combinación es explosiva, y así lo pudimos comprobar en nuestra prueba, a la que se apuntó Edu Cots. Edu ha sido campeón de España de rallys de asfalto y tiene un extenso palmarés, además de gran conocimiento de las grandes trail. Pero no se había subido ni a la exótica XR de BMW, ni a la exclusiva Pikes Peak de Ducati.

Ir de ruta con Edu es siempre una buena experiencia. No hace falta que os diga que su ritmo es más bien alegre y en líneas generales su conclusión es que la Ducati conserva el ADN de la familia y requiere una conducción propia de las motos italianas para sacarle todo el partido. Por lo que respecta a la BMW, lo cierto es que alucinó por las sensaciones racing de esta superbike disfrazada de trail. Pero no nos precipitemos y vayamos paso a paso…

De entrada, las dos son altas de asiento, pero en la Ducati tienes la opción de regularlo y pasar de los 845 mm (840 la BMW) a los 825 mm.

La posición de conducción de una u otra son muy diferentes, puesto que en la BMW vas sentado más atrás que en la Ducati, sobre la que se tiene la sensación de que estás más integrado. En cierto modo es lógico que así sea, ya que la Ducati ha sido diseñada desde un papel en blanco (es un decir…) y la BMW aprovecha chasis y motor de la serie deportiva de la casa.

La Ducati es más ligera y por tanto más fácil de maniobrar a baja velocidad o en parado. En la BMW, el punto de intersección entre el depósito de combustible y el asiento es más estrecho que en la más confortable Multistrada; el manillar, más ancho, y la sensación, con respecto a la Ducati, es de que es esta una moto más alta, y en cierto modo es lógico, porque está condicionada por la altura del tetracilíndrico en línea.

Desde la piña izquierda se controlan las diferentes funciones y en este aspecto me gustó más la funcionalidad de los pulsadores de la Ducati que el sistema de BMW con una rueda que no me acaba de convencer. Por lo que respecta a la visibilidad del cuadro de instrumentos, la pantalla tipo TFT de la Ducati gana por goleada, no hay color, puesto que esta tablet de 5” es una maravilla.

Páginas

Comentarios de Facebook