3. Octubre 2017 - 17:29 | Alex Medina | Comparativas



El motor V4 de Honda es muy placentero y más contundente, y la KTM, si nos referimos a una conducción alegre en una carretera revirada, consigue una extrema suavidad y notable precisión, con la sensación de potencia y una buena patada en el estómago si decides exprimirlo.

A todo esto, la Crosstorurer es ergonómicamente, como también lo es la KTM, superior a la BMW. La posición de conducción te deja el tronco más elevado que en sus rivales y, a pesar de su estética trail, yo la calificaría de gran turismo sport, con una gran estabilidad en el interior de la curva, que resulta especialmente brillante en las curvas rápidas.

Viajeras 

En los últimos tiempos, las grandes trail están ganando protagonismo y en cierto modo desplazando a las GT. Y es así porque las maxitrail cada vez están mejor dotadas para recorrer largas distancias.

Entre nuestras protagonistas, la Crosstourer de Honda es posiblemente la que tiene un mejor planteamiento de las tres para recorrer largas distancias. Su configuración de motor y un chasis que se adapta mejor a ello, a pesar de que luego penalice en carreteras más reviradas, la deberían de situar un paso por delante. La comodidad de su pantalla regulable y altura es otro punto a su favor, pues ofrece una protección y además tiene un ingenioso y efectivo sistema para subir o a bajar la pantalla, incluso en marcha y sin esfuerzo.

En los modos automáticos D o S1, con unos cambios de marcha que llegan con el motor bajo de vueltas, el consumo se sitúa sobre los 6,5 litros a los 100 kilómetros si circulas sobre los 130 kilómetros por hora de marcador en vías rápidas. Pero por otra parte, el consumo medio real es más elevado, pues llega a los siete litros a los 100 kilómetros si estiras las marchas en el modo S3, y su autonomía se queda entonces por debajo de la KTM y de la GS de BMW.



Es importante destacar que el motor V4 vibra muy poco y que, a nivel de posición, el cuerpo queda más expuesto, no así la cabeza, que en la BMW y KTM.

Sobre la moto austríaca, el piloto queda bastante bien integrado en el conjunto. La pantalla es regulable en tres posiciones, pero es difícil hacerlo sin detenerse. La pantalla ahumada ofrece una buena protección, las piernas quedan más abiertas que en la Crosstourer. Pero la visibilidad queda un poco comprometida, en función de tu talla, pues la pantalla suele quedar a la altura de la vista. Lo que sin duda supone un plus es el extraordinario cuadro de instrumentos tipo tablet a todo color, que además de contener una buena dosis de información, tiene una extraordinaria visibilidad con el detalle de que se puede regular en inclinación.

Por lo que respecta a la autonomía, se beneficia de un gran depósito con 23 litros de capacidad y, a pesar de que su consumo medio es elevado, pues casi llega a los 8 litros en autopista y en ocasiones los supera si exprimimos salvajemente su bicilíndrico entre curvas, se puede conseguir superar claramente los 300 kilómetros. Además tiene una buena capacidad de carga, y creo que es una gran moto para viajar muy lejos.

La GS también muestra buenas maneras en las largas distancias por posición de conducción y protección. La pantalla es regulable a través de un pomo ubicado en el costado derecho, por lo que es preferible hacerlo en parado. En cuanto a la instrumentación, no está a la altura de la KTM, pero supera a la Crosstourer y tiene a su favor un buen comportamiento dinámico, además de que las suspensiones son confortables y el consumo, muy bajo,pues a 120 kilómetros/hora constantes supera por poco los 5 litros a los 100 kilómetros, con menos de 6 de media, pero el depósito de combustible tiene una capacidad de 20 litros, tres menos que el de la KTM y uno y medio menos que el de la Honda.

Variedad

Si algo nos ha quedado claro tras disfrutar de estas grandes trail, es que son motos que curiosamente costando prácticamente lo mismo como punto de partida (otra cuestión es su nivel de equipación y los niveles de equipamiento o accesorios disponibles en cada caso), las tres protagonistas de esta historia son realmente muy diferentes.

Por ello es difícil decidirse por una u otra, pero, en cualquier caso, sí que hay que tener en cuenta, si tienes la suerte de plantearte cuál de ellas será tu próxima adquisición, que su carácter está muy bien definido.

¿Prefieres la sorprendente doble (¿triple?) personalidad de la KTM y su electrónica de última generación? ¿Te enamora el tacto exclusivo del motor V4 de la más asfáltica Crosstourer, que además se sirve en su sorprendente versión DCT? ¿Sigues estando atrapado por la trail más carismática de la historia, que pese a ser la menos potente del grupo conserva su insultante facilidad de conducción?

Creo que en ningún caso te arrepentirás y te aseguro que todas ellas transmiten grandes sensaciones.

Páginas

Más información

Comparativo maxitrail: Ducati MTS 1200 Enduro vs. KTM 1290 Superadventure

21.01.2017 | Pruebas
Tienen la potencia, las suspensiones, la estabilidad y la frenada de una SBK de hace apenas cinco años. También ofrecen el confort y la autonomía de la mayor de las ruteras. Por si fuera poco, son aptas incluso para uso intensivo en el campo. Y lo mejor es que se adaptan a ti pidas lo que pidas, no exigen nunca que seas tú el que se tenga que adaptar a ellas. Con todos vosotros, las maxitrail más poderosas del mercado.
 

Honda VFR 1200 X Crosstourer DCT: A contracorriente

05.02.2017 | Pruebas
La Crosstourer es una interesante GT con estética trail y mucha tecnología, con la que Honda parece querer ir a contracorriente y demostrar su potencial y tecnología con una moto que parece querer marcar su propio camino sin que nadie pueda hacerle sombra.
 

KTM 1290 Super Adventure S: Maxitrail Digital

26.03.2017 | Pruebas
Sí, todas las motos actuales están cargadas de electrónica. Pero como sucede en MotoGP, quien emplea la más depurada y sofisticada es quien produce la mejor máquina. Tras subirnos por vez primera a esta 1290, queda claro que la pauta de la sofisticación electrónica ahora la marca KTM...
 

Comentarios de Facebook