18. Noviembre 2017 - 17:26 | Lluis Morales | Comparativas
Santi Díaz

Nuestras dos invitadas de hoy son mucho más que estética, como podría pensar más de un lector. Es curioso ver que ambas han llegado como la última incorporación a sus respectivas gamas, ya que tanto las R nineT de BMW como las Scrambler de Ducati son ya familia numerosa en sus respectivos catálogos, con cinco integrantes en cada caso.

En el caso de BMW, la R nineT Urban G/S llega junto a la Racer para complementar una gama compuesta por la R nineT original (que apareció como un homenaje al 90 aniversario de la marca), a la Scrambler y a la Pure. Se presenta con unos colores, una máscara de faro y un guardabarros que nos transporta inevitablemente a principios de los ochenta, al recordarnos con mucha fidelidad aquellas primeras Gelände/Strasse.

Por su parte, la familia Ducati Scrambler es igualmente variopinta. En su caso, la variante Urban Enduro sí que es imagen pura, un par de detalles estéticos off-road añadidos sobre la base de una Scrambler estándar, la Icon, pero lo cierto es que esta Desert Sled va mucho más allá del maquillaje campestre: cuenta con suspensiones de generoso recorrido, guardabarros alto, manillar crossero y hasta neumáticos mixtos de serie.

Fenómeno estratificado

El caso es que ahora que tan de moda está el fenómeno de la moto moderna con aspecto plenamente retro, y una vez que se ha polarizado hasta el punto en que cuesta saber qué es una café racer, una scrambler, o una tracker, entre otras muchas subdivisiones, resulta que hay una categoría que, que nosotros sepamos, aún no tiene nombre. Son lo que nosotros hemos querido denominar trail retro o trail vintage, por ponerles una etiqueta que las diferencie claramente del resto de los modelos de corte destinado a los nostálgicos.

Decíamos que se trata de un tipo de motocicletas que está de moda, y tiene todo el sentido: lamentablemente para el mundo de las dos ruedas, la mayor parte de las ventas de motos de media y gran cilindrada se concentran en un estrato de la sociedad cuya edad media no para de crecer. Si sumamos a ese factor el hecho de que muchos de los potenciales compradores están más que hartos de la persecución a las prestaciones puras que sufrimos en esta era, es normal que muchos echemos la vista atrás y pensemos con nostalgia en las motos que nos llevan gustando desde siempre, desde que éramos pequeños y las veíamos en el garaje de nuestros padres, tíos, vecinos, en los escaparates, o en las revistas.

Muchos de los modelos que soñábamos con tener pasaron a la historia, y tener uno similar hoy en día implica gastarse una fortuna en restaurar una clásica que luego, lamentablemente y mal que nos pese, tiene la misma practicidad en el día a día que un forro polar en el Sáhara en pleno agosto.

Así que, salvo excepciones, con acudir a un concesionario de nuestra marca favorita podemos adquirir un modelo plenamente vigente y fiable que rinda fiel homenaje a la estética que siempre nos gustó, y donde las prestaciones queden en un segundo plano en favor de las sensaciones a los mandos.

Sumemos también el factor consistente en que circular legalmente con motos repletas de personalizaciones cada vez es más complejo debido a las inspecciones técnicas y a los seguros, y el resultado es que las marcas han encontrado un nuevo filón con esta oleada de productos de aire retro, para la que preparan además amplísimos catálogos de accesorios “plug&play” con los que personalizarlas sin tener más dolores de cabeza que el de asimilar precio del kilo de mecanizado CNC o del gramo de la fibra de carbono.

El caso es que estos modelos han tenido mucha aceptación, sin que vayan a ser nunca unos superventas como lo son hoy en día las maxitrail, las naked, de cilindrada media, o lo que llegaron a ser las deportivas de 600 c.c. en su día. Pero si entre toda la oferta existente no encontrabas la que te llenara porque tu corazoncito tiende a salir del asfalto, una de estas dos invitadas puede ser tu próxima moto de capricho.

Páginas

Más información

Comparativa Royal Enfield: Bullet 500 EFI / Classic 500 EFI / Continental GT 535

12.11.2017 | Comparativas
Fabricando motocicletas desde un lejano 1892, en Royal Enfield saben que el paso del tiempo ha jugado a su favor y han sido capaces, a la espera de nuevos modelos, de transmitir buenas vibraciones con su gama de atractivas monocilíndricas que invitan a mirarse la vida con la perspectiva que retransmite la sabiduría y la calma.
 

Comparativa Naked: BMW G 310 R KTM 390 DUKE

29.10.2017 | Comparativas
Desde el Viejo Continente nos llegan muchas y muy buenas alternativas para aprovechar nuestro carnet A2, dos de ellas son la G 310 R de BMW y la 390 Duke de KTM, dos naked que destilan funcionalidad y deportividad, al más puro estilo europeo.
 

Comparativa: BMW R NineT Racer vs Triumph Thruxton R 1200 Track Racer

26.08.2017 | Comparativas
La BMW R nineT Racer y la Triumph Thruxton R con el kit Track Racer son dos café racer en toda regla. El diseño, calidad de acabados y personalidad las han convertido en dos de las motos más deseadas del momento, dos bellezas de estilo clásico y tecnología actual, en las que la nostalgia y la pasión por las dos ruedas se funden de forma perfecta.
 

Comentarios de Facebook