22. Noviembre 2014 - 16:30 | Jordi Aymamí | Comparativas
Imagen de Jordi Aymamí

Primera revisión en nuestra comparativa de una Ducati muy especial, la Ducati Diavel, pensada en gran parte para el mercado norteamericano, aunque ha tenido un considerable éxito en Europa.

Con el potente motor Desmo de la 1198, la Diavel es capaz de generar prácticamente 160 CV, y con un peso reducido de 215 kg en seco, es mucho más ágil de lo que aparenta su robusto aspecto y su enorme donut trasero de 240 mm. Pero hemos visto en esta comparativa que la Ducati cuenta, como siempre, con una gran parte ciclo, buenas suspensiones (horquilla invertida Marzocchi y amortiguador Sachs, ambos multiajustables). La precarga del amortiguador trasero es por un práctico pomo. Excelentes frenos Brembo, de pinzas radiales monobloque, lo mejor de la marca italiana, que incluyen además ABS de serie, igual que la Yamaha V-Max.

La instrumentación es totalmente digital, dividida en dos pantallas, una sobre el depósito que actúa como ordenador de a bordo, si bien requiere agachar la cabeza para verla bien.
 
Disponemos de tres modos de conducción (Sport, Touring y Urban), que afectan a tres parámetros: potencia, curva de potencia y control de tracción, combinando los tres apartados a la vez.
 
Pensada en gran parte, como hemos dicho, para el mercado norteamericano, la posición de conducción es bastante estirada, especialmente de brazos.
 
Hay dos versiones de la Ducati Diavel: la básica y la Carbon, que dispone de bastantes elementos realizados en fibra de carbono, otras llantas, etc.
 
A Jaime Alguersuari Jr. le gustó mucho...
 

Solomoto+

-Agilidad

-Diseño actual

-Suspensiones

-Frenos

Solomoto-

-Posición de conducción

-Espacio para el pasajero

Vuelve a la introducción de la comparativa Dragster.

Comentarios de Facebook