18. Octubre 2014 - 13:01 | Antonio Regidor | Blogs
Imagen de Antonio Regidor

Que los usuarios de a pie no estemos in­formados sobre algún trámite o aspecto legal entra dentro de lo normal. Para eso están los profesionales de cada área, para informarnos y ayudarnos –previo pago de sus servicios– en todo momen­to. ¿Que no sabes hacer un trámite? Pues te vas a una gestoría y ellos te lo tramitarán todo. ¿Que no sabes cuán­do pagar un impuesto? Pues llamas al ayuntamiento y te dirán lo que necesites. ¿Que te caduca el carnet de conducir? Pues entras en la web de la DGT y te in­formas, o bien llamas por teléfono. ¿Que quieres sacarte el A1 y no sabes con qué moto hacerlo? Pues vas a una autoes­cuela y te informas… ¡Que no! Que en las autoescuelas no saben con qué moto tienes que examinarte para sacarte el A1. ¡Que no es broma! No saben si hay que examinarse con un scooter –automá­tico– o una moto de marchas convencio­nal. No lo saben. Gracias a una llamada de mi amigo Nacho, informándome de que en varias autoescuelas estaban he­chas un lío, nosotros también hicimos la prueba. Algunas autoescuelas llegaron a asegurarnos que había dos carnets A1, el de scooter –automático– y el de moto de marchas, y que no eran compatibles… En otras nos dijeron que podías hacer prác­ticas con un scooter pero que tenías que examinarte con una moto de marchas –¿¿¡¡¡¡!!!!??–. Sencillamente increíble.

Que un profesional de la enseñanza de la conducción no sepa nada sobre el carnet A1 me parece más que lamenta­ble. Pero más lamentable me parece la situación, creada y alimentada por las últimas y constantes reformas del car­net de conducir de moto, que provocan situaciones como ésta. Nadie se entera nada de los carnets de moto: A1, A2, A, convalidados, A2 con más de dos años, etc. Un verdadero lío.

Si los profesionales del sector de la enseñanza sobre ruedas no son capaces de conocer las características del carnet A1, ya podéis imaginar la poca informa­ción de la que disponen los usuarios de a pie que quieran estudiar para sacarse el simple A1.

Con esta perspectiva, será lógico con­templar cómo el número de nuevos car­nets de moto va en descenso continuo, por la tremenda falta de información, complejidad y legislación cambiante de los últimos años. Si toma cartas en el asunto, señora Seguí, será de agradecer. Necesitamos más carnets de moto.

Comentarios de Facebook