10. Abril 2016 - 17:04 | Alex Medina | Pruebas

Noticia patrocinada por:

Patrocinado por bikerland.es

En Triumph tienen una larga experiencia entre las grandes trail y si repasamos su historia moderna, desde 1993 figura una trail en su catálogo. La primera Explo­rer es de 2011. Tras el éxito de la versión de Tiger 800, la Explorer necesitaba imperiosamente una renovación en un sector al alza en el que en los últimos tiempos la electrónica juega un papel fundamental.

El presentar cinco modelos diferentes (más dos versiones de asiento bajo) agrupadas en dos versiones base es parte de una estrategia que iniciaron con la Tiger 800 (con las XR y XC). Los estudios de mercado demuestran la necesidad y el interés por parte del público a tener diferentes opciones dentro de un mismo modelo. Así que en Triumph hacen versiones con una serie de paquetes de equipamiento que es lo que parece que el público reclama.

Por la forma que tiene Triumph de trabajar, esta es la forma idónea de presentarse al mundo, mientras que otras marcas lo hacen a través de kits o packs. No podemos olvidar que Triumph es un fabricante relativamente pequeño y tienen sus limitaciones. No pueden hacer una moto de un color determinado y que además salga de fábrica con cierto equipamiento. Así que disponen de una amplia gama de accesorios, pero ahora en su nueva oferta ya vienen montados. Puede pa­recer que tengamos muchas versiones, pero son variantes de equipamiento. “Estamos viendo que en este segmento los clientes quieren todo tipo de ayudas electrónicas, y es ahí donde queremos llegar”, me explicó un responsable de la marca.

Al margen de introducir electrónica, suspensiones semiactivas, modos de conducción o un sistema de frenada ABS en curva que actúa en función de la inclinación, la Explorer ha mejorado en otros aspectos: motor, chasis, protección aerodinámica, ergonomía...Y el resultado es una big trail tanto o más completa que las de su competencia. Se presenta en dos vertientes, la familia XR de tipo On road y la XC, más aventurera, con llantas de radios y un equipamiento que invita a buscar el lado salvaje y aventurero por pistas.

Tengo que reconocer que soy un apasionado de las grandes trail y que me gusta mancharme de polvo y barro. Y lo cierto es que a pesar de que durante nuestra prueba en el sur de Portugal la llevamos a cabo con unos neumáticos mixtos (Tourance Next E de Metzeler, en nuevas medidas 120/70 x 19 y 170/60 x 17), la enorme Explorer me sorprendió a pesar de su voluminosidad, pues me pareció equilibrada y con un modo Off road muy eficaz, ABS incluido.

Los diferentes modos de conducción ofrecen un comportamiento específico. En el Road predomina el con­fort, el Rain (lluvia) suaviza muchísimo la respuesta para poder controlar la situación en condiciones de poco grip (piso mojado). Además están el control de tracción y el ABS, que es muy intrusivo para evitar el bloqueo. En el modo Sport, las suspensiones electrónicas se endurecen, se puede frenar de forma más agresiva sin que se accione el ABS y el control de tracción es poco intrusivo. El Rider permite personalizar la puesta a punto y el modo Off road ha sido una agradable sorpresa tal y como pide verificar en el extremo de la península Ibérica con el mar de fondo como decorado…

Páginas

Más información

La Triumph Tiger Explorer incorpora el nuevo TomTom en su 'Summer Edition'

28.05.2015 | Noticias
Triumph acaba de lanzar la edición veraniega de su trail Tiger Explorer, que incorpora de serie el nuevo TomTom Rider 400 y estará disponible durante los meses de junio y julio.
 

Triumph Tiger Sport 2016, ahora con toda la electrónica

10.02.2016 | Noticias
A la conocida trail deportiva asfáltica le ha llegado la hora de la renovación, adoptando la electrónica de su prima hermana naked la Speed Triple 2016.
 

Comentarios de Facebook