3. Julio 2014 - 10:00 | Manuel Pecino | MotoGP

Pues ya tenemos a dos de los cuatro top renovados. Si hace unas semanas ya HRC anunciaba la continuidad en sus filas por dos temporadas de Marc Márquez, ayer era Yamaha la que hacía oficial la renovación de Valentino Rossi. Una renovación que el propio piloto venía anunciando hace semanas a la espera de terminar de atar algunos cabos sueltos exstentes. A sus 35 años Rossi se garantiza pues un puesto en un equipo oficial hasta los 37, protagonizando una de las carreras deportivas más longevas de la historia. Yamaha además le ha confirmado a Valentino que lo quieren con ellos también cuando cuelgue el mono definitivamente, que se supone que será a finales de 2016... Aunque con Rossi nunca se sabe.

Confirmado el italiano y Márquez, quedan pues por ver qué van a hacer Dani Pedrosa y Jorge Lorenzo. Ambos están "condenados" a seguir en los equipos en los que están. Es cierto que Ducati tene la puerta abierta para cualquiera de los dos, pero se puede dar por descartado que ninguno de el paso de pasarse a las filas de la marca de Borgo Panigale... Al menos de momento. Sólo una decisión de "tirar la toalla" y apostar por el aspecto económico llevaría a Dani o a Jorge a dar este paso. Precisamente son estas razones, las económicas, las que están retrasando las renovaciones de los pilotos españoles. vayamos por partes.

En una entrevista que realizamos con Jorge Lorenzo en Assen y que podréis leer completa en nuestra próxima edición en papel, el doble Campeón del Mundo de MotoGP reconocía abiertamente que las diferencias que le separán de la renovación son económicas. Jorge dice algo así como que en Yamaha le ofrecen unos emolumentos en función de los resultados de este año, lo que evidenentemente supone un recorte substancial con respecto al contrato anterior, firmado después de ganar su segundo título mundial. "Creo que no debe ser así, que no es justo", reclama Jorge. "Entiendo que Yamaha debería tener en cuenta toda mi trayectoria con ellos. Les he dado dos títulos mundiales, subcampeonatos...".

Otro aspecto de discusión en el futuro contrato entre Lorenzo y Yamaha es "el derecho a decidir". Mientras la fábrica quiere atarle por dos temporadas, Jorge quiere que esté en su mano seguir o no el segundo año. Un planteamiento detrás del que está dejar la puerta abierta a una posible marcha a Ducati, en casode de que la nueva moto de la marca de Bolonia recupere la competitividad perdida. Dall'Igna y Lorenzo han trabjado juntos en el pasado ganado títulos, es decir, uno confía en el otro. El ingeniero sabe que en las actuales circunstancias no puede ofrecerle un paquete ganador al piloto, pero le ha pedido que de alguna forma deje la puerta abierta a una posible incorporación en 2016... Y éste es el punto de roce número 2 entre Jorge y Yamaha.

Dani Pedrosa. La situación de Dani en Honda es muy clara. Desde HRC se ha dicho desde el primer momento que no ven cómo pueden mejorar un equipo en el que tienen "al número 1 y al número 2 del mundo". Sólo se plantearían un cambio de scenario si Pedrosa decide no aceptar la oferta de renovación que le ha sido planteada. La no renovación a este punto ha de achacarse exclusivamente a un tema económico. Con Marc como claro piloto número 1 del equipo, Dani ha de aceptar el papel de "acompañante" tanto a nivel deportivo como económico. Y eso supone, en los dineros, un importante recorte. La tentación en este aspecto ha llegado desde las filas de Suzuki, que desde hace meses hicieron llegar a Pedrosa, aquí léase a su entorno, una mega oferta que era no menos que el doble de lo que le ofrecen en Honda. Y uso el pretérito en el verbo porque Dani la ha rechazado. Prefiere ser cola de león a cabeza de ratón. Su renovación es pues cuestión de terminar de definir el cuánto.

Ducati. En la "casa roja" el tema está caliente. Gigi Dall'Igna quiere a toda costa deshacerse de Cal Crutchlow, que ha estado en las antípodas de lo que se esperaba de él. Su actitud además no está siendo la correcta según la nueva dirección técnica de Ducati, pero están atados de pies y manos ante el acuerdo a dos temporadas firmado el año pasado con Crutchlow. Bueno, en realidad fue un acuerdo de una temporada más una a decidir... Una decisión que está en manos del piloto, y no del equipo. Crutchlow, que corría en Tech3 por 300.000 euros al año, cobra en Ducati 2 millones. la pregunta es si dará preferencia al aspecto económico o al deportivo. ¿Sus opciones? En cajar en alguno de los equipos satélite de Honda, por ejemplo.

En cuanto a Andrea Dovizioso, a Dall'Igna le gustaría que se quedase, pero el piloto quiere salir. No cree en la competitividad inmediata del nuevo proyecto -"y yo ya no soy tan joven como para perder otro año"-. Dovi es el elegido por Suzuki como piloto número 1 tras la negativa de Pedrosa. Davide Brivio, manager del futuro Team Suzuki, está a la espera de una respuesta de Andrea. Pero éste a su vez está a la espera de que Pedrosa tome su decisión de seguir o no, ya que en caso de finiquitar su relación con Honda, Dovizioso es la opción número 1 para ocupar su lugar. En HRC quieren un segundo piloto que asuma sin problemas ese roll y que al mismo tiempo sea lo suficientemente rápido para cubrir los intereses de HRC en caso Márquez sufra algún traspiés. Dovi es el perfil perfecto.

Seguiremos informando...

 

Comentarios