31. Agosto 2015 - 7:06 | Josep Lluis Merlos | Blogs
Imagen de Josep Lluis Merlos

Yo era más de filosofía e historia; de letras, vaya. Sufrí lo indecible con las mates y la física, y trampeaba como podía las asignaturas marías, como se conocía a la religión y la educación física. Pero aprobé.

Para ser campeón del mundo no solo hay que aprobar justito la asignatura de la lluvia. Para ser el mejor de todos hay que destacar como lo hizo Rossi en Silverstone. O brillar como Petrucci y Dovizioso. Actuaciones de campeones del mundo como Lorenzo o

Pedrosa no son de recibo. Si el problema de Jorge fue el casco –perdón: volvió a ser el casco–, el mallorquín debe considerar seriamente cambiar de marca, por mucho dinero que le paguen. Pero, con mis debidos respetos hacia Danilo y Andrea, ni Jorge ni Dani se podían conformar con verlas venir.

Estoy cansado de oír que las carreras en lluvia son una lotería, una quiniela. Si es así, qué afortunados fueron Rossi, Zarco y Kent. Tal vez lideran sus respectivas categorías por azar, ¿no? ¿O acaso sus victorias fueron una casualidad? Respeto.

MotoGP

Más información

GP Gran Bretaña: Master class de Rossi bajo la lluvia de Silverstone

30.08.2015 | MotoGP
Marc Márquez se ha ido al suelo cuando luchaba con el italiano por la primera posición y dice definitivamente adiós al Mundial. Danilo Petrucci ha sido segundo, Andrea Dovizioso tercero y Jorge Lorenzo cuarto.
 

Comentarios de Facebook