21. Septiembre 2017 - 13:09 | Edu Parellada | Noticias
Imagen de Edu Parellada

Para llevar a nuestro hijo en la moto, hay distintas cosas que debemos tener en cuenta. Las hay legales, y las hay de sentido común, pero empezaremos por las normativas porque a toda madre o padre le conviene saber bien lo que puede y no puede hacer. Cumplir la norma es importante, y más cuando hay hijos de por medio.

Así pues, lo primero que debemos saber es que la norma básica (estamos hablando de España) para que un menor pueda viajar en moto es que debe ser mayor de doce años, utilizar casco de moto homologado, ir a horcajadas y con los pies apoyados en los reposapiés laterales. Debe usar el asiento del pasajero, y en ningún caso podrá situarse entre el conductor y el manillar.

De todas formas, no hará falta esperar a que el niño tenga 12 años para llevarlo en moto, puesto que el reglamento de circulación prevé que, excepcionalmente, los mayores de 7 años podrán circular en motocicletas o ciclomotores conducidos por su madre, padre, tutor o personas mayores de edad por ellos autorizadas. El resto de condiciones para poder llevar a un niño a partir de los 7 años son los mismos que para los mayores de 12 años. Debe montar a horcajadas y sus pies han de poder reposar sobre los estribos del pasajero. Además, por supuesto, de llevar un casco homologado. Como en el caso anterior, jamás podrá situarse a un menor entre el piloto y el manillar.

A continuación, os dejamos con el texto literal del artículo 12 del Reglamento General de Circulación que se refiere al tema.

"2. En los ciclomotores y en las motocicletas, además del conductor y, en su caso, del ocupante del sidecar de éstas, puede viajar, siempre que así conste en su licencia o permiso de circulación, un pasajero que sea mayor de 12 años, utilice casco de protección y cumpla las siguientes condiciones:

a) Que vaya a horcajadas y con los pies apoyados en los reposapiés laterales. b) Que utilice el asiento correspondiente detrás del conductor. En ningún caso podrá situarse el pasajero en lugar intermedio entre la persona que conduce y el manillar de dirección del ciclomotor o motocicleta.

3. Excepcionalmente, los mayores de siete años podrán circular en motocicletas o ciclomotores conducidos por su padre, madre o tutor o por personas mayores de edad por ellos autorizadas, siempre que utilicen casco homologado y se cumplan las prescripciones del apartado anterior (artículo 11.4 del texto articulado)".

A partir de aquí, sentido común. Con un menor en la moto, extremaremos las precauciones, evitaremos acelerones y frenazos bruscos y buscaremos los itinerarios más tranquilos posibles.

Pese a que la regla solo exige un casco homologado, y por mucho que los Jet sean más cómodos y ligeros, los cascos integrales son más seguros. Además, hay marcas que tienen líneas pensadas específicamente para los más pequeños. Estos cascos, no solo buscan una estética más atractiva o infantil, sino que su composición y esquema están diseñados precisamente para mejorar la seguridad de los niños.

Aunque no sea normativo, también usaremos siempre una equipación adecuada. Calzado cerrado, guantes, pantalón largo y chaqueta. Ni hablar de ir en manga corta o mangas de camisa. Hay que aprovechar que, tal como son los niños, esto de "disfrazarse" de motorista es una aventura, e ir educándoles sobre la importancia de ir vestido adecuadamente para ir en moto.

Por otro lado, tenemos que pensar también en el seguro que tenemos contratado, y volver a leer las condiciones. Tenéis que aseguraros de que, en caso de sufrir algún incidente, éste cubrirá al menor.

También se puede conseguir un plus en seguridad con un accesorio curioso, en el que seguramente muchos ya habréis pensado, el baúl. Además de ser muy útil en caso de necesitar más espacio de almacenamiento, cuando se viaja con niños el baúl se convierte también en una medida de seguridad. ¿Por qué? porque los niños no tienen tanta fuerza como nosotros para sujetarse y soportar la fuerza de la moto, por ejemplo, en las salidas. Al llevarlo instalado éste le sirve de respaldo y es una gran ayuda para evitar que se vaya hacia atrás.

Se trata de hacer que la experiencia de ir hasta la escuela se convierta en una emoción para el niño, no para el adulto, y no podemos permitir que para un niño ir a la escuela en moto se convierta en algo traumático ni peligroso.

Así que ya sabéis, si vuestro hijo está este año en segundo de primaria, puede que haya llegado el momento de ir por primera vez en moto a la escuela. Pero con todas las precauciones.

Más información

Cascos infantiles Givi

05.09.2017 | Para motorista
La marca ha lanzado Junior 4, una línea infantil de cascos integrales que aúna seguridad con un diseño alegre.
 

Equipación Kawasaki infantil

02.12.2009 | Equipamiento
 

Comentarios de Facebook