4. Febrero 2008 - 8:57 | solomoto.es | Trial
Para esta edición, seis zonas tendrán China como nexo de unión. Y algunos de sus iconos más reconocibles serán homenajeados en forma de obstáculo: su cerámica, con una zona que simula sus tradicionales jarrones; su comida, con una sección que reproduce fielmente los populares cuencos de arroz; su bebida, con módulos que imitan los antiquísimos vasos chinos para poder tomar el té; sus ciudades, con una sección que evoca al skyline de esa superurbe que es Hong Kong; su religión, con una serie de obstáculos bautizados como Los molinos de oraciones, y sus monumentos, la Gran Muralla china.

Precisamente ésta será una de las más espectaculares que podremos encontrar en la cita barcelonesa. Y es que se hará una reproducción a escala del único monumento realizado por el hombre que se puede ver desde el espacio y será una vertiginosa carrera de velocidad en paralelo en la que a buen seguro se decidirá más de una posición final. La otra mitad más una del mapeado seguirá haciendo buenas las palabras que el año de su debut en Barcelona espetó Adam Raga nada más conocer el recorrido al que se iba a enfrentar: “Esto es la obra de un loco”, en clara referencia a su longitud, dureza y dificultad.

Sin duda, esta 31

Comentarios de Facebook