7. Diciembre 2007 - 19:02 | solomoto.es | Trial
Solo Moto: ¿Cómo valoras estos primeros dos tercios de 2007 con Beta?
Jeroni Fajardo:
Por el momento, las cosas no me han acabado de salir del todo como yo esperaba. En febrero, en Mahon, en el Mundial indoor me rompí el radio de mi mano izquierda y eso me tuvo un mes en el dique seco. Poco a poco me voy recuperando y, sobre todo, me voy adaptando más a la Beta Rev.

SM: Una lesión siempre es inoportuna, pero está más que ninguna otra.

JF:
Llevo unos 10 meses con la Beta. Me perdí uno por la lesión que a la práctica son dos meses más hasta que vuelves al nivel y ritmo en el que te encontrabas. O sea, tres. Si usamos las matemáticas verás que tan sólo llevo 7 meses con ella. Y eso es muy poco tiempo.

SM: ¿Tan diferente es la Beta Rev3 de la Gas Gas TXT 280 Pro?
JF:
La verdad es que no tienen nada que ver. Para empezar, el chasis está fabricado en acero, cuando el de Gas Gas es de aluminio. Eso le confiere a la Beta mucha más rigidez, por lo que se comporta de manera muy distinta. Además, el sistema de amortiguación trasero es un tanto peculiar. Estamos trabajando muy mucho con el departamento de carreras de la marca italiana para intentar adecuar la moto a mi, ya que me he pasado casi toda mi carrera deportiva en otra firma y, la verdad, me está costando mucho cambiar el chip.

SM: ¿Estos problemas de adaptación también los está sufriendo esta temporada otro piloto que ha realizado el mismo camino que tú, Daniele Maurino. Es decir, de Gas Gas a Beta.

JF:
No es que sea ni mejor ni peor. Lo que ocurre es que ambas se pilotan de manera diferente. Y hay que acostumbrarse. Yo creo que entrenando ya estoy en un nivel muy alto, como cuando estaba en Gas Gas o incluso superior, lo que ocurre es que en carrera me cuesta cambiar el chip. Mi cerebro todavía responde a los automatismos que ya tenía adquiridos de mi anterior etapa.

SM: Vamos, el subconsciente todavía te traiciona.

JF:
Por desgracia sí. Pero por suerte cada vez menos. Sin ir más lejos, en la República Checa acabé quinto, y ya bastante cerca de los primeros. Completé dos vueltas muy buenas, con pocos errores, y eso refuerza mi moral de cara al último tercio de la temporada.

SM: Y al hecho de lesionarte hay que añadirle además un cambio de mochilero.

JF:
Pues sí. Empecé con Carles Barneda, mi mochilero durante mi última campaña con Gas Gas, pero tras el Trial indoor de Barcelona se decantó por una oferta de otra marca. Estuve durante un mes sin nadie que pudiese entrenar conmigo, aunque por suerte conté con la ayuda de Dani Del Valle, ex mochilero de Bou, en las carreras siguientes. Pero por suerte apareció Santi Navarro, un ex piloto y ex campeón de Europa, con quien creo que podemos hacer una muy buena labor.

SM: ¿Notas la presión de ser el piloto número uno de Beta?
JF:
Sinceramente, no me han cambiado demasiado las cosas. Ser el piloto número uno, lógicamente, conlleva presión; el saber que toda una firma está pendiente de ti. Todos cuentan contigo y esperan que tú seas quien obtenga los mejores resultados con su montura. Sí, hay presión, pero positiva. Todos te apoyan y están contigo. Y eso, sin duda, te da mucha moral.

SM: En algunas citas compartes box con Jordi Pascuet, que se encarga de evolucionar la Beta 4T.

JF:
Así es, pero por desgracia para mi su moto y la mía son completamente distintas. Además, su estilo de conducción es muy peculiar y no me sirve demasiado como guía. Este hecho, quieras o no, también me complica un poco más las cosas. A lo sumo, puedo mirar lo que hace Maurino, pero él también tiene problemas de adaptación y quizás tampoco sea la mejor referencia que pueda tener para poder estar delante.

SM: ¿Te sería más fácil si tuvieras un compañero estable de box y que pilotase también una Beta 2T?
JF:
Tener un compañero que lleve la misma moto que tu siempre ayuda. Y en un momento determinado siempre te puede echar una mano. Pero no es indispensable.

SM: En Beta Italia me imagino que estarán al corriente de todo esto que me cuentas.

JF:
Sí, sí. Tengo mucha comunicación con todo el Departamento de Carreras, con Luca, Ivan, mi mecánico, y muy especialmente con Donato Miglio, el mánager del equipo. Continuamente estamos en contacto para seguir mejorando la puesta a punto de la moto, así como mi manera de entrenar para acelerar mi aclimatación a ella y superar todos los obstáculos con los que nos vamos encontrando.

SM: ¿Qué duración tiene tu contrato con la firma italiana?
JF:
Firmé por una temporada y tras ver cómo nos iba ya veríamos si prorrogábamos el mismo o no. Hablamos de hacerlo sólo por un año porque no nos conocíamos, pero que si las cosas iban bien se alargaría sin ningún problema. Ahora falta por ver cómo acaba el año y ya veremos lo que sucede.

SM: ¿Un buen resultado es lo que te ha faltado para acabar de coger confianza?
JF:
No. El trial no es confianza y creértelo. Es cierto que tienes que estar en todo momento muy concentrado y confiado y seguro de tus posibilidades. Pero ganar una carrera no hace que te lleves el Mundial. Imagina que se pone a llover cuando tú ya has acabado tu recorrido y ello endurece y hace casi imposibles las zonas para tus rivales que todavía siguen en carrera. Acabarás consiguiendo la victoria. Sí, pero ese resultado no comportará que la siguiente cita también te la tengas que adjudicar. Tienes que estar en tu momento óptimo para lograrla.

Comentarios de Facebook