14. Noviembre 2007 - 13:15 | solomoto.es | Pruebas
A lo largo de la temporada recién terminada, todos hemos podido ver que en la moto de Casey Stoner la gestión electrónica ha estado un paso por delante del resto de las motos de MotoGP, y posiblemente este aspecto haya sido el más importante en la forma demoledora con la que el joven piloto australiano ha conquistado el Campeonato del Mundo. Evidentemente, su talento y los Bridgestone forman parte del paquete ganador, pero la electrónica de la moto italiana ha sido un factor definitivo en la gran temporada de Stoner.

No hace falta decir que resultaría absurdo comparar el nivel de electrónica de esta Desmosedici GP7 con el de cualquier moto de calle, a pesar de que algunas ya tienen dos mapas diferentes a escoger desde un pulsador situado en la piña izquierda. Pero bueno, querer comparar una cosa y otra es como comparar el abecedario y El Quijote. Y es que esta GP7 no es la primera MotoGP que pruebo
Casey Stoner

Comentarios de Facebook