1. Diciembre 2002 - 7:00 | solomoto.es | Noticias

Con un planteamiento diferente al de su homónimo de fuera carretera, esta primera edición del On Road que con toda seguridad no será la última- constó de dos eventos. Uno, el principal, un cursillo de bautismo en circuito monitorizado por el equipo de pruebas de Solo Moto, con Luis Miguel Reyes a la cabeza.

Huyendo de la masificación, la participación en esta primera edición se limitó a 80 inscritos, que compartieron pista, en tandas separadas, con los casi cien invitados y clientes que las marcas presentes en el evento -Aprilia, KTM y Suzuki- convocaron.

Unos y otros tuvieron el privilegio de poder hacer uso de las casi 20 motos de pruebas que estas marcas pusieron a disposición del On Road. El hecho de tratarse de un cursillo de bautismo en circuito, es decir, no competitivo, hizo que el buen ambiente y la cordialidad primase a lo largo de toda la jornada.

El segundo evento del On Road Solo Moto fue un poco más cañero, ya que se centró en la pista de supermotard del complejo Parcmotor. Allí se convocaron una serie de tandas abiertas, donde además los aproximadamente 40 participantes que tomaron parte en ellas tuvieron la posibilidad de probar modelos específicos para esta especialidad de Aprilia y KTM.

Las expectativas que la organización había puesto en este primer On Road Solo Moto se cumplieron plenamente, y por lo escuchado de sus participantes, entre éstos también. Sin duda, el día meteorológicamente perfecto que se vivió en Castellolí el pasado sábado ayudó a ello.

Comentarios de Facebook